Recuerdo que cuando yo estaba en la escuela primaria, mi PSR (CCD) profesor de PSR (CCD) alguna vez dijo que la fé no es algo que tu puedes tomar cuando vas a misa el domingo y luego te olvidas de ella por el resto de la semana. Mientras que yo encontraba maneras ocasionales de integrar mi fé en el curso de la semana, me encerraba en la rutina de distinguir el domingo del resto de los dias cuando yo no iba a misa. Como parte de la comunidad de fé en el Convento, sin embargo, la rutina de una vida llena de fé me da la sensación de que cada día es domingo, y el tiempo mismo parece tomar un ritmo diferente
 

Cuando completé una semana de mi estancia, tuve problemas para conceptualizar la cantidad de tiempo que había pasado aquí. En algunos aspectos, yo no podía creer que una semana entera había pasado. Entre el tiempo con las hermanas, cumpliendo los compromisos de mi internado, y tomando tiempo para mi reflexión personal, perdí la noción del tiempo escurriéndose de mis manos. En otros aspectos, sentí como si yo hubiera estado aquí por mucho mas que una semana. Yo estaba sorprendida de lo rápido que caí en la rutina y me familiarizé con las hermanas y el personal del Convento y las otras voluntarias y estudiantes con los que trabajé fuera de allí.
 

Reflexion

Leave a Comment

Your email address will not be published.